miércoles, 5 de marzo de 2008

Raúl Wiener: El presidente que contaba cuentos

-El cuento de esta noche se llama el perro del hortelano contra el pobre.
-Pero papá yo había entendido que el perro era el pobre, que no deja comer al rico.
-Es que te falta saber que el pobre sólo puede alimentarse de lo que gana el rico, lo demás es estatismo. Si el perro le gruñe al rico, entonces este se va a comer a otra parte y nadie come.
-Ah.
-Mira, en este país hay muchas cosas para ofrecer a los inversionistas del mundo: en los cerros hay minerales, en la selva petróleo y madera, en el mar hay mucha pesca, hay tierras eriazas en manos de comunidades, hay monumentos antiguos que visitan turistas, hay gente que paga por servicios, hay trabajadores baratos…
-Ah.
-Todo eso atrae el dinero, los inversionistas vienen, ganan bastante, pagan impuestos, dan trabajo a algunas personas y pagan a otras empresas del país por sus servicios.
-Pero ese cuento ya me lo contaste la otra vez…
-Sí, pero ahora se trata de la plata que estamos consiguiendo y que empleamos para programas de pobres. Estamos dando de comer a muchas personas…
-Pero no decías que si amarramos al perro del hortelano, come el rico, y después el pobre.
-Bueno, los programas sociales sirven para los que no les alcanza del buffet principal. A ellos el Estado les alcanza un poco de ayuda.
-O sea el Estado se encarga de los pobres.
-Y los ricos de ellos mismos.
-Pero a mí me han dicho que tú no pensabas así antes.
-Es que era un poco perro del hortelano, pero más que nada de boca…-Perro que ladra no muerde
-Exacto.
-¿Hay muchos perros del hortelano? -Son como diez mil.
-¿Qué vas a hacer con ellos?
-Ya dicté varias leyes para ponerlos en su sitio. Y también ya castigué al Cusco.
-Pero se puede castigar a una ciudad…
-Se puede. Imagina 500 mil visitantes en Macchu Picchu, en medio de restaurantes y hoteles de lujo. Pero los perros del Cusco no comen ni dejan comer…
-¿No es que hay un montón de empresas comiendo a costa de Macchu Picchu?
-Mejor duérmete,
Felipe Dantón.

La Primera, 05/03/2008

1 comentario:

ser-esa dijo...

Interesante manera de mostrar el digo y me callo de nuestro presidente.